Carillas Rubi, la última revolución en estética dental

Han revolucionado el mundo de la estética dental y no es para menos: las carillas Rubi no solo dan como resultado un acabado más estético, natural y elegante, sino que facilitan el tratamiento enormemente para el paciente.

La Doctora Elisabeth Sabariego es la experta en estética dental en Clínica Galileu y defiende así su calidad: “son las láminas más finas que existen en carillas, por tanto transmiten parte del color del diente lo cual las hace máximamente naturales, aun pudiendo mejorar el blanco, ya que la mayoria nos gusta hacernos carillas para mejorar el color pero también manteniendo nuestra propia esencia”.


Entre sus múltiples beneficios, la Doctora resalta especialmente que, al ser las más finas, no requieren un trabajo en el diente.

El tratamiento es muy sencillo: en primer lugar se realiza un estudio previo donde se estudia la forma, anatomía y longitud para, después, limpiar la superficie del diente con el objetivo de tomar un molde y mandar a fabricar las carillas. Un proceso que, además, se realiza completamente sin anestesia ya que en este caso no es necesario rebajar el diente.

Este tratamiento se diferencia de las carillas habituales especialmente por el material con el que están fabricadas. En el caso tradicional, se trata de piezas de cerámica de disilicato de litio que se utilizan como lámina base para una capa de cerámica feldespática con el objetivo de conseguir la mejor estética posible. En ese caso, al ser 2 capas requieren un grosor mayor y por lo tanto es necesario contornear ligeramente el diente. Se trata de un procedimiento con el que también se obtienen resultados muy estéticos, pero con un tratamiento algo más complejo.

La elección de una u otra opción, defiende la doctora, depende de cada caso y cada situación. En el caso de que el problema venga dado por medicamentos o un defecto del esmalte se requiere un gran cambio de color, por lo que el uso de láminas tan finas no es posible. En el caso de los dientes sanos, sin embargo, se recomienda optar por las carillas Rubi.

Además de estas dos opciones, existen también las carillas composite, realizadas con una resina estética con partícula de porcelana directamente sobre el diente. A largo plazo se trata de soluciones menos duradras y requieren un mantenimiento semestral/anual según los hábitos del paciente (consumo de té, café, tabaco, etc.).

En cualquier caso, lo mejor es consultar con tu médico especialista para que pueda recomendar el mejor tratamiento adaptado a tus necesidades y circustancias.

Comparte

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *